05.06.2015 – Las corridas de toros han caído.

Mal verano para los aficionados. A pesar de la presión del Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas de Francia y la Unión de Ciudades Taurinas del mismo país, el Ministerio de Cultura ha retirado de su sitio web, dedicado al inventario del patrimonio cultural inmaterial de Francia, cualquier mención sobre el registro de las corridas de toros y la tauromaquia en dicho apartado. 

En el otoño de 2011 la Fundación Franz Weber junto a la ONG ecologista francesa Fundación Robin Hood y el CRAC! (Comité Radicalmente Anti-Corrida) entre otras organizaciones de derechos de los animales, instaron a la justicia francesa a revisar el tramite por el cual la tauromaquia ingresó en esa lista, y determinar si dicha inclusión debería ser derogada.

En sus comunicaciones al Tribunal Administrativo de Apelación de París, las organizaciones pro-taurinas lamentaron que la decisión haya sido finalmente revocada y no fuera objeto de apelación, reconociendo de este modo un importante retroceso para el lobby taurino francés.

Los defensores de los animales y de la cultura de la no violencia pueden regocijarse el día de hoy. Si bien no se trata de la abolición de la tauromaquia en Francia, estamos presenciando una grave pérdida de prestigio y un duro revés para sus promotores y patrocinadores en materia institucional. 
Desde la Fundación Franz Weber continuamos muy atentos a cualquier intento de reintroducción de la tortura de los toros en el patrimonio cultural inmaterial de Francia.