20.10.2016 – La corrida no va a volver a Cataluña!

Desde la Plataforma PROU, impulsora de la Iniciativa Legislativa Popular que desembocó en la Ley aprobada por el Parlament de Catalunya en 2010 y que abolió las corridas de toros en Catalunya, comunicamos:

Que el día de hoy, seis años después de haber conseguido una avance tan importante en favor de la protección animal y la no violencia en Catalunya, en el sentido del fomento de la cultura de paz, el Tribunal Constitucional español decide que dicha Ley es inconstitucional y que debe quedar sin efecto, alegando motivos competenciales débiles e infundados tendentes a despojar competencias a las Autonomías, y nos impone así, en un vergonzoso regreso al pasado, la obligatoriedad de seguir autorizando la tortura pública de los toros en las plazas.

Que la Iniciativa Legislativa Popular utilizada fue un mecanismo de democracia participativa donde cientos de miles de personas se organizaron y movilizaron cívicamente, en un ejemplo de ejercicio democrático riguroso, transparente, abierto y con todas las garantías para el debate y la libertad de expresión, y que se trata de la primera vez en la historia que se deroga, sin las garantías antes nombradas, una Ley aprobada mediante este recurso.

Que es imposible creer que esta sentencia responda a patrones meramente jurídicos, sino que se trata de una decisión política, y que los precedentes y la historia nos acompañan. Recordamos que el Partido Popular, liderado por Mariano Rajoy, ha llevado en su programa electoral la defensa a ultranza de la tauromaquia, aprobando durante su mandato una Ley que ha definido la tauromaquia como "patrimonio histórico y cultural común de todos los españoles", con la única finalidad de intentar anular la Ley catalana. Recordamos que el Presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, fue noticia por su afiliación y militancia al Partido Popular, aunque todavía siga escandalosamente en funciones. Recordamos que en los últimos años varios magistrados han sido fotografiados en plazas de toros, disfrutando de la tortura cruel y sangrienta de los animales. Recordemos que el Partido Popular acumula centenas de casos de corrupción que incluso afectan al propio partido y que vinculan el nombre de diversos presidentes de este partido y del Estado español.  Recordamos que en los últimos años se han destapado casos de corrupción también en el mundo taurino, desde evasión de impuestos hasta gestión irregular de corridas "benéficas" asociadas a niños discapacitados, entre otros muchos.

Si bien en Cataluña se abrió una brecha de distanciamiento social hacia la tauromaquia, esa tendencia se ha seguido en todo el Estado español, donde actualmente la sociedad considera las corridas de toros una terrible forma de maltrato animal; y la ONU desde 2013 ha considerado esta actividad vulneradora de derechos humanos.

Creemos firmemente que detrás de esta decisión disfrazada de "atribuciones competenciales" hay una conspiración que solo puede explicarse por el momento político que está viviendo el Estado español. Negamos rotundamente que esta sentencia responda a los intereses que dice responder.

Que vamos a denunciar jurídica y moralmente estos abusos ante la opinión pública internacional. La Plataforma PROU comienza desde hoy un trabajo de difusión de esta vulneración de nuestros derechos democráticos como sociedad civil organizada y movilizada, a la vez que se realizarán denuncias en tribunales que persiguen atentados contra los derechos políticos, que consecuencia del entramado de relaciones entre los poderes, la subjetividad y los intereses personales en la materia por parte de quienes los aplican- hoy se confirma han sido claramente vulnerados. Nos espera un largo trabajo en toda Europa y en las instituciones jurídicas internacionales.

Del mismo modo, la Plataforma PROU anuncia también un abanico de acciones internas en Catalunya, con el Gobierno y con el Parlament, para conseguir que la opresión legislativa de esta sentencia no acabe teniendo efectos prácticos y no vuelvan a realizarse corridas de toros.

Del mismo modo, esta plataforma se enorgullece de compartir escena con otras leyes que han sido derogadas por este mismo tribunal, como aquella que apostaba por la igualdad de género, la ley que garantizaba que una familia no puede quedarse sin hogar, la voluntad de acoger refugiados en Catalunya, la ley de participación y consultas, la ley de emergencia energética, todas ellas tendentes a mejorar la calidad de la democracia, la justicia y la igualdad.

A la vez que nuestra indignación por este atentado a la democracia y la participación ciudadana legislativa, queremos hacer público nuestro entusiasmo, al entender que este debate nos permitirá seguir avanzando hacia una sociedad más justa, menos violenta, más civilizada. Lejos de aceptar el regreso de las corridas de toros a Catalunya, desde Plataforma PROU creemos que ha vuelto el momento de debatir sobre las prácticas violentas que nos avergüenzan como sociedad.

Por todo esto, pedimos:

  • A la comunidad internacional, que nos acompañe. 
  • Al Parlament de Catalunya, una nueva Ley adaptada a la sentencia pero que a efectos prácticos no permita el regreso de las corridas de toros. 
  • Al Gobern de Catalunya, que realice todo cuanto esté a su alcance para evitar cualquier tipo de actividad prohibida por nuestro Parlament. 
  • Al Gobierno de la ciudad de Barcelona, que mantenga firme su postura y no permita que esa plaza de toros vuelva a ser usada para espectáculos taurinos. 
  • Y muy especialmente, a la sociedad de Catalunya, que mantenga su apoyo firme a la causa de la protección animal, un hecho que aporta orgullo, dignidad y un importante reconocimiento internacional a este pueblo excepcional.

Para ver nuestra conferencia de prensa del 19 de octubre 2016 en Barcelona clic aqui.

El discurso de Vera Weber ante el parlamento catalán (en el texto original):

Bona tarda, buenas tardes,

Desde la Fundacion Franz Weber y en representación de la gran mayoría de la sociedad Suiza -que es contraria a la violencia en general y hacia los animales en particular-, hemos acompañado el proceso de Catalunya con enorme admiración y orgullo. 

Por su objetivo, el de construir una sociedad mejor aumentando las normativas que evitan el abuso violento de los animales, pero también por su método, pues la Iniciativa Legislativa Popular que impulsó esta Ley es un recurso de democracia participativa. 

Vengo de un país donde la participación ciudadana es sagrada, y si bien soy consciente que cada país es un mundo, pienso que una sentencia de un alto tribunal derogando una reivindicación que surge de la sociedad civil hasta transformarse en una Ley, sería un atentado contra la democracia, contra los animales, contra la naturaleza. 

Y cómo entendemos que ninguno de estos valores tiene frontera alguna, es que hoy hemos venido hasta aquí para confirmar nuestro apoyo a la Plataforma PROU, al pueblo de Catalunya y a este Parlament. Para que su voluntad sea respetada y para que los toros y los caballos se libren de la tortura medieval de la tauromaquia.

Tengo el orgullo de dirigir una Fundación que en cinco ocasiones consiguió que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU instara a los países que todavía permiten la tauromaquia, a cortar todo lazo entre dichas actividades y la niñez. 

Según este máximo comité de expertos, la tauromaquia vulnera la convención más ratificada de derechos humanos, específicamente la Convención para los Derechos del Niño aprobada en 1989, porque la violencia no puede ser buena para nadie. 

Aquí se demuestra los intereses comunes entre los animales y la sociedad humana. Porque si un niño pisa un grillo, es tan malo para el grillo como para el niño.

Vera Weber