22.09.2014 – Fundación Franz Weber - Vera Weber es nombrada, oficialmente, presidenta.

Durante más de 50 años, Franz Weber ha luchado por la protección de la fauna, la naturaleza y el entorno. A sus 87 años, cede su puesto como presidente de la Fundación que él mismo creó hace ahora casi 40 años y su hija Vera Weber (39), que lleva muchos años gestionando las actividades de la Fundación, se convierte oficialmente en la presidenta.

Tras casi medio siglo de firme compromiso con la naturaleza, la conservación del entorno y la protección de la fauna, el famoso ecologista cede su puesto y se convierte en el presidente de honor de su fundación. Entre las acciones que permanecerán grabadas en el recuerdo se encuentran la protección de la región de los lagos en Alta Engadina, la conservación de los legendarios viñedos de Lavaux, del mágico Simmental o de los jardines de Ouchy en Lausana, así como su campaña en favor de los bebés foca en Canadá junto a Brigitte Bardot, su compromiso con los elefantes o con los caballos salvajes de Australia, su combate y victoria para salvar Delfos, Baux de Provence, el bosque aluvial del Danubio, el Grand Hôtel Giessbach, etc. Gracias a su carisma, a su férrea voluntad y a su espíritu incansable, siempre ha sabido alterar el orden establecido e incluso fue capaz de introducir el término de ecología en una época en la que este concepto parecía utópico. Por todo ello y por todos aquellos, humanos o animales, a quien ha prestado su ayuda a lo largo de estos años, muchas gracias.

 

Desde hace unos quince años, Vera Weber se dedica en cuerpo y alma a las actividades de la fundación. De acuerdo con los deseos de su padre, el consejo de la fundación la ha nombrado oficialmente presidenta de la FFW, aunque hace años que ya se encarga de una gran parte de la gestión. «No todos los empresarios tienen la suerte de encontrar al sucesor ideal en el seno de su propia familia. ¡Mi obra no podría quedar en mejores manos!», afirma Franz Weber.

 

Bajo la batuta de Vera Webber, la iniciativa sobre las segundas viviendas fue un éxito. El combate para abolir las corridas de toros adquirió una nueva dimensión y, de este modo, gracias a un informe de la FFW sobre Portugal, el Comité de los Derechos de la Infancia de la ONU recomendó apartar a los niños de los eventos taurinos. Con un equipo profesional y eficaz, Vera trabaja para salvar a los caballos basureros maltratados en Latinoamérica y para que se ponga fin a la caza furtiva de elefantes en África. Asimismo, continúa luchando contra la cruel caza de las focas y para impedir la creación de aberraciones ecológicas como los acuarios gigantes, proponiendo alternativas vanguardistas. De forma paralela, representa a la Fundación Franz Weber ante los estamentos internacionales como la UNESCO, la ONU y la CITES, donde defiende las causas del mundo de la fauna y la naturaleza.

De este modo, la continuidad de las acciones de la Fundación Franz Weber está garantizada.

FUNDACIÓN FRANZ WEBER, www.ffw.ch