28.03.2017 – ZOOXXI, 1ª parada Barcelona

El cambio de paradigma de los zoos del mundo comienza hoy en Barcelona. La plataforma ZOOXXI lanza la primera Iniciativa Ciudadana de la ciudad, un recurso de democracia participativa que significará el primer paso de un largo camino para reconvertir los zoos de todo el mundo.

ZOOXXI es una Plataforma social y académica, que trabaja por la reconversión de los zoos de todo el mundo. Pretenden hacer un cambio de filosofía y adaptar estos centros a la sensibilidad y los conocimientos científicos del siglo XXI, dejando atrás las prácticas del modelo de zoo actual que se han quedado estancadas en el pasado. Ha recogido una gran cantidad de apoyos de personalidades del mundo científico de la ciudad y del mundo.

Algunas claves para entender la crítica que ZOOXXI realiza sobre los zoos del siglo XIX:

  • La conservación ex situ: la inmensa mayoría de animales que están en programas de cría en cautividad en el zoo no disponen de un programa de reintroducción efectivo. La desaparición de los animales no viene dada por las dificultades a la hora de reproducirse, sino en la desaparición de su hábitat natural a causa de la presión humana. Tiene poco sentido la cría en cautividad si no se hacen esfuerzos por la conservación de los hábitats. ZOOXXI propone un zoo hacia fuera capaz de proteger sus hábitats y de ejercer presión para cambiar las políticas medioambientales (conservación in situ) y pasar de vender la cautividad de los animales a vender la conservación de sus hábitats mediante avanzadas tecnologías inmersivas. De los pocos programas de reintroducción exitosos que realiza actualmente el zoo, la mayoría son de especies autóctonas.
     
  • La matanza de animales: la reproducción de animales en cautividad no responde a una estrategia ecológica, sino económica. Reproducen para tener qué exhibir en un futuro. Cuando esta reproducción masiva se convierte en un “inconveniente” en la gestión del parque se matan los animales. Esta práctica se conoce como culling y se encuentra recogida en el manual de buenas prácticas de las dos asociaciones internacionales EAZA y WAZA, de las que el zoo de Barcelona forma parte. Para ZOOXXI es prioritario dejar a un lado la visión mercantilista y colonialista del modelo de zoo actual, frenar la reproducción de animales exóticos que no están en peligro de extinción y que jamás serán reintroducidos en la naturaleza. Dejar a un lado el intercambio de animales entre zoos con fines mercantilistas y empezar a intercambiar imágenes multimedia de la conservación de los hábitats naturales. Pasar de ser un mero espacio de exhibición para pasar a un espacio de conservación y de protección de la fauna autóctona a largo plazo. Según el Presidente de la EAZA, en Europa se ejecutan más de 3.000 animales al año por razones de gestión en el marco de la práctica del culling.
     
  • Cultura del bullicio: en el zoo se celebran bodas, fiestas, conciertos, hay un tren dando la vuelta tocando una campana constantemente, obras (que llegaron a estar activas las 24 horas del día)... El zoo está pensado para el disfrute del visitante y no para el bienestar del habitante, donde animales nocturnos deben cambiar su naturaleza y donde aquellos que desean esconderse, desaparecer de la vista humana lo tienen imposible. La Plataforma quiere pasar de la exhibición a la observación, un modelo educativo basado en la educación en la empatía hacia los animales, lo cual ha demostrado que reduce el bullying escolar y aumenta los comportamientos cooperativos y pro-sociales.
     
  • La transparencia: el zoo es una entidad pública pero no publica, no explica y no justifica nada de lo que hace. Un ejemplo de esto fue la necesidad de intervención del Síndic de Greuges para que el zoo hiciese público el número de defunciones de los animales y sus causas que la ONG Libera! llevaba dos años pidiendo. La Iniciativa pide una mayor presencia de las Universidades, las ONGs, las asociaciones vecinales y las  educativas para conformar una Fundación capaz de tomar decisiones basadas en la ciencia, la ética y el bien común.

Además ZOOXXI propone aprovechar unas instalaciones y unos profesionales capacitados para dar cobijo a todos aquellos animales que no sean perros o gatos y que necesiten ser rescatados y recuperados. Se incluirá el centro de las 3Rs (rescate, recuperación y reubicación) donde se atenderán animales rescatados, heridos o confiscados de tráfico ilegal, maltrato, etc. que no tengan una política pública orientada a ellos y se les buscará una nueva ubicación, ya sea a través de la reintroducción cuando sea posible o en el mismo zoo en las mejores condiciones posibles.

Desde el martes tienen 120 días para conseguir 14.000 firmas. Una cifra que esperan triplicar teniendo en cuenta que ya cuentan con más de 400 personas inscritas como fedatarias y fedatarios y con más de 80 activistas vinculados a los más de veinte grupos de trabajo. Además, ya tienen la experiencia de haber acabado con las corridas de toros en Cataluña el 2010 utilizando el mismo mecanismo de democracia participativa.

Por primera vez se abre la posibilidad de dejar atrás las políticas del zoo que cambian con cada candidatura para que Barcelona obtenga una política de Estado sobre su zoo. La capital catalana podría convertirse en el primero de una extensa red de zoológicos en todo el mundo, el primer zoo en aplicar un modelo del siglo XXI. Una estrategia de conservación global como nunca se ha visto.

Precedentes

Barcelona cuenta con un gran prestigio internacional debido a sus políticas públicas de protección animal. En la metrópoli están prohibidas las corridas de toros desde el año 2010, un objetivo que se alcanzó utilizando el mismo mecanismo de democracia participativa y empoderamiento civil que se usará para reconvertir el zoo; a la vez es la primera (y única por el momento) ciudad del mundo declarada Veg-Friendly; es la única gran ciudad de Europa en esterilizar palomas habiendo abolido así la captura matanza que se lleva a cabo en otras ciudad del mundo.

Por todo esto, entre tantas otras medidas destacables, es que recibió el premio de la Fundación Franz Weber a las Políticas Públicas de Protección Animal en el año 2014. Ahora se enfrenta a un nuevo reto: el día 28 empiezan a recoger firmas para que el Ayuntamiento abra un proceso de debate para aplicar el modelo ZOOXXI, un trampolín que podría cambiar los zoos del mundo tal y como los conocemos hoy en día.

032817-ZOOXXI-MM-Launch-Barcelona-Petition-ES_1.pdf