Simmental - Suiza

En enero de 1981, tras siete años de estudios, la comisión creada por el Consejo Federal para evaluar los tramos de autopista en litigio dio el visto bueno para que la carretera nacional atravesase Simmental. Dado que no se podía presentar ninguna iniciativa o referéndum contra las autopistas al respecto, Franz Weber logró esquivar el aciago artículo constitucional y centrarse simplemente en la protección de la naturaleza, exigiendo claramente que entre Wimmis, en el Oberland bernés, y Uvrier en Valais, no se construyese ninguna autopista. En un tiempo récord de apenas seis meses (mucho antes de los 18 meses concedidos), la Fundación Helvetia Nostra logró reunir 135'000 firmas. Las dos cámaras, el Consejo Nacional y el Consejo Estatal, apoyaron la iniciativa y consiguieron que cualquier votación al respecto resultase fuera de lugar. De este modo, se pudo retirar la iniciativa «No a la autopista en Simmental». El territorio de Simmental permanecería así inalterable.