Caballos basureros en América latina

Sólo en Argentina se explotan decenas de millares de caballos y ponis para recoger basura. Estos animales, a los que se obliga a trabajar hasta su último suspiro, son considerados como auténticas máquinas de tracción vivientes. Se les trata como a escoria cuando ya no pueden cumplir con su función. La sociedad desprecia a estos pobres seres y a sus propietarios, los «carreros». Sin embargo, realizan una importante función social.

De hecho, los «carreros» seleccionan materiales reciclables, como restos metálicos, madera, papel y cartón, y los venden a empresas industriales de reciclaje. El medio de transporte más barato no es otro que el uso de caballos raquíticos que llevan los desechos desde los basureros hasta los compradores. Sus propietarios, extremadamente pobres, no les dan apenas comida ni bebida. Los cargan con pesos insoportables, sin permitirles descansar, asestándoles patadas, golpeándolos con barras de hierro o pinchos hasta que los animales no pueden más y sus dueños empiezan a buscar a otros pobres animales que todavía aguanten sobre sus cuatro patas para sustituirlos.

Campaña de la FFW «Basta de TaS»

En mayo de 2011, la Fundación Franz Weber (FFW) presentó conjuntamente con la organización argentina de protección de animales ¡LIBERA!, una campaña para abolir en Argentina ― y en toda América latina ― la recogida de basura con la ayuda de caballos. Esta campaña, llamada «Basta de TaS», tiene como objetivo la sustitución de los caballos basureros por vehículos motorizados para, de este modo, poner fin a los malos tratos que sufren los caballos. Los caballos son puestos en libertad, llevados a santuarios o dados en adopción. Al mismo tiempo se les devuelve la dignidad a las personas que recogen basura, valorando la importancia de su trabajo y suministrándoles herramientas modernas y eficaces.

Santuario EQUIDAD de la Fundación Franz Weber para caballos basureros puestos en libertad

En 2013 la Fundación Franz Weber creó el centro de acogida Santuario EQUIDAD, en San Marcos Sierra, en el centro de Argentina. La FFW acoge a caballos basureros puestos en libertad en el Santuario EQUIDAD, los cura, cuida y les ofrece una nueva vida libre y digna.

La campaña de la FFW progresa favorablemente. Actualmente ya se han liberado a miles de caballos en toda Latinoamérica y han sido reemplazados por vehículos motorizados. Uno de los mejores ejemplos de éxito es Mery: La vieja yegua poni fue trasladada desde Río Cuarto en Argentina hasta el Santuario EQUIDAD. Resulta imposible imaginarse a este delicado animal tirando año tras año de carros pesados. La historia de Mery, ahora bien nutrida, sana, con cuidados médicos, literalmente libre de preocupación, cuenta con un final feliz.

Pero todavía queda mucho por hacer. Sólo en Argentina, decenas de millares de caballos basureros siguen esperando a ser liberados. El apoyo político y social es grande. Pero las cosas de palacio van despacio. Hace falta tener mucha paciencia.

Actualidad

15.07.2016 – Los avances de Marcelo

VER TODAS

Video (El calvario de los caballos basureros de Argentina)