Protección de los yacimientos históricos

Helvetia Nostra y la FFW, siguiendo el ejemplo de su célebre fundador Franz Weber, están muy vinculadas al mantenimiento de los yacimientos y monumentos históricos suizos. Por medio de mecanismos políticos, discusiones con autoridades y procesos judiciales, Helvetia Nostra lucha por proteger el patrimonio histórico helvético.

Por ello Helvetia Nostra ha llevado a cabo con éxito diferentes acciones para que se proteja el Château de l’Aile en Vevey y que siga siendo un bien público. Asimismo ha actuado por la vía jurídica para evitar la demolición del Hotel Schweizerhof en Interlaken en el cantón Berna. Desgraciadamente, el Tribunal federal no ha apoyado la postura de Helvetia Nostra en esta causa. La acción de Helvetia Nostra para proteger el Hôtel de Sonloup en Avents (VD) permitió llevar a cabo un proyecto de transformación y extensión sostenible que respetase la arquitectura del edificio.

Con el fin de proteger en 1983 de la demolición el Grandhotel Giessbach, que se sitúa encima del Lago de Brienz, el protector del medio ambiente Franz Weber y su asociación Helvetia Nostra crearon la fundación «Giessbach dem Schweizervolk» (Giessbach para el pueblo suizo). Tras recibir una cantidad de donaciones sin precedente, lograron hacerse cargo del Hotel Giessbach con la ayuda del Ayuntamiento de Brienz y del Cantón de Berna. Los territorios de Giessbach son hoy en día propiedad de la fundación. Para la administración del hotel se creó la sociedad Parkhotel Giessbach AG que lleva gestionándolo con éxito desde hace más de 30 años.

Más información sobre la fundación «Giessbach dem Schweizervolk» (en inglés): http://www.stiftung-giessbach.ch/giessbach-for-the-swiss-people-foundation.html