Protección de los elefantes

La Fundación Franz Weber (FFW) lleva luchando desde hace 40 años activamente y en primera línea por la supervivencia de los elefantes africanos para lograr la prohibición total del comercio de marfil.

Se ha unido a la Coalición por el Elefante Africano y la UNESCO para defender proyectos de protección de las especies y en concreto del elefante africano. Además, la FFW cuenta desde 1989 con el estatus de observador de CITES. La fundación ha gestionado durante 25 años el Parque Nacional de Fazao-Malfakassa en Togo. Promueve asimismo un programa de revalorización de los elefantes vivos mediante el turismo (EleWatch) y un estudio sobre programas anti cazadores furtivos en los espacios protegidos de África (conjuntamente con la UICN PAPACO) para evaluar las medidas tomadas y facilitar la mejoría.

Las poblaciones de elefantes decrecen un 30 %

Los resultados del gran recuento de elefantes africanos publicados en 2016 confirman por escrito los resultados tan temidos: En solo siete años, entre 2007 y 2014, las poblaciones de elefantes africanos han decrecido un 30 %. En los 18 países en los que se ha llevado a cabo el recuento, el número de elefantes decreció en alrededor 144.000 animales durante ese periodo con un total de 352.271 elefantes. Esto corresponde a un decrecimiento anual de un ocho por ciento en las poblaciones de elefantes. Si los abatimientos en masas continúan a este ritmo el elefante africano se habrá extinguido en solo 15 años.

Causas: La caza furtiva de marfil que explotó mayoritariamente en 2008 tras las ventas legales de marfil. Weber (FFW). Los defensores de las ventas legales de marfil no manejan estas cifras alarmantes. Se ocupan más bien de presionar a CITES con cifras maquilladas de hasta 500.000 animales, para que no incluyan a todos los elefantes africanos en el estado de protección más restrictivo, el del Anexo I. 

La Fundación Franz Weber (FFW), protectora de animales y del medio ambiente, llevará la campaña internacional en favor de la prohibición total del comercio de marfil ante la vigésimo séptima Conferencia de las Partes (CoP17) de CITES (Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), que se celebrará en septiembre / octubre de 2016 en Johannesburgo (Sudáfrica).

En los últimos 33 el 61 % de los elefantes africanos se abatieron para el comercio de marfil. Las cifras de los últimos años apuntan a un fuerte incremento de la caza furtiva. Entre 2010 y 2012 se mataron al menos 100.000 elefantes en África para la obtención de marfil. Desde 2013 hasta 2015 se abatieron entre 20.000 y 30.000 elefantes por año.

Según Vera Weber, Presidenta y Directora General de la Fundación Franz Weber, y defensora de la protección de los elefantes africanos desde hace 40 años, esto demuestra claramente que el sistema actual no funciona y que por tanto no se puede aplicar.

Actualmente los elefantes africanos están repartidos entre el Anexo I y el Anexo II de CITES. Esto significa que aquellos países cuyas poblaciones de elefantes se encuentran incluidas en el Anexo II (un grupo fragmentado que incluye a Botsuana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue), pueden obtener por parte de CITES un permiso, bajo condiciones especiales, para el comercio internacional de marfil, como ocurrió en 1999 y 2008 respectivamente. Al mismo tiempo, el Anexo I prevé la prohibición total del comercio de marfil en el resto de países del continente africano.

«El elefante africano (Loxodonta africana) es una especie. Los listados de CITES deben tener cuenta de ello», explica Andrew Seguya, Director Ejecutivo de la Protectora Oficial de Animales Silvestres de Uganda: «Un elefante que se despierta por la mañana en Angola bajo el nivel de protección del Anexo I de CITES, puede cruzar esa misma tarde Namibia bajo el nivel de protección del Anexo II. Todas las naciones debemos trabajar hacia un objetivo conjunto que es la conservación de los elefantes para que no se extingan. Por eso se deberían incluir a todos los elefantes bajo el Anexo I.»

Para los compradores el marfil seguirá teniendo un valor comercial mientras la venta bajo el Anexo II cuente con una pequeña perspectiva de futuro. Por tanto las mafias criminales seguirán cazando a elefantes de manera furtiva para vender el marfil en los mercados y proveerse de reservas para ventas futuras.

La Fundación Franz Weber trabaja en estrecha colaboración con la Coalición por el Elefante Africano (AEC, por sus siglas en inglés), un grupo de 29 estados africanos que incluyen el 70 % de las zonas del rango de distribución de las poblaciones del elefante africano. La AEC reconoce el gran peligro que supone el comercio legal e ilegal de marfil para los elefantes. Por este motivo ha enviado cinco propuestas complementarias a la vigésimo séptima Conferencia de las Partes de CITES que se celebrará en septiembre/octubre de 2016.

Contienen los siguientes puntos:

  • Prohibición del comercio internacional del marfil mediante la inclusión de todos los elefantes en el Anexo I;
  • Cierre de todos los mercados nacionales de marfil;
  • Gestión y destrucción de las existencias de marfil;
  • Finalización de las conversaciones sobre el Mecanismo de Toma de Decisiones sobre el comercio legal de marfil;
  • Restricción de las exportaciones de elefantes vivos.

Este paquete de cinco medidas terminaría con el comercio de marfil y brindaría al elefante africano el mayor grado de protección posible, bajo el auspicio del derecho internacional.

A día de hoy, además de la FFW las medidas son promovidas por Francia, Luxemburgo así como por 58 ONG. Una petición de Avaaz con más de 1,6 millones de firmas, solicita a la UE que apoye a la AEC en su solicitud de prohibición total del comercio de marfil. Más de 32,000 ciudadanos han enviado correos electrónicos a sus gobiernos y a la Comisión europea.

Estados Unidos ha implantado una prohibición cuasi total del marfil en el mercado nacional. China ha prohibido las importaciones de marfil y ha presentado una hoja de ruta para el cierre del mercado nacional a finales de 2016. Incluso Hong Kong ha hecho pública su intención de cerrar sus mercados de marfil. La UE ha firmado varios tratados a más alto nivel, que permitirían poner fin al comercio de animales silvestres y cerrar los mercados nacionales, así como lanzar iniciativas para reducir la demanda. Pero por desgracia no apoya la solicitud de inclusión de todas las poblaciones en el Anexo I.

«La decisión más importante para los elefantes se tomará en septiembre y en octubre de 2016 en Sudáfrica 2016», comenta Vera Weber, «los 182 estados miembro decidirán si salvan a los elefantes o si quieren seguir cargando con la responsabilidad de que sean abatidos o se extingan.»

 

Actualidad

01.01.2017 – Maravillosas noticias para comenzar el Nuevo Año!
24.09.2016 – La decisión de la Unión Europea puede condenar a los elefantes africanos
24.09.2016 – ELEFANTES & INFORME sobre marfil CITES CoP17 - sábado 24 de septiembre
05.12.2014 – Fondo de Respuesta Rápida: la FFW apoya el programa de emergencia de la UNESCO

VER TODAS

1-Summary_Positions_ES.pdf
2-Appendix_I_Listing_ES.pdf
3-Closure_of_Domestic_Ivory_Markets_ES.pdf
4-Ivory_Stockpiles_ES.pdf
5-DMM_ES.pdf
6-Trade_in_Live_Elephants_ES.pdf
7-Zimbabwe_and_Namibia_Proposals_ES.pdf
8-Cover_doc._3_NGOs_Description_ES.pdf