Franz Weber

«Cuando todo falla, cuando ya casi hemos perdido todas las esperanzas, cuando nos vence el desánimo frente al sufrimiento de los animales torturados, la destrucción de los espacios naturales y del acervo cultural siempre podremos acudir a la Fondation Franz Weber». - Franz Weber

Franz Weber nació el 27 de julio de 1927 en Basilea. En 1949, tras finalizar sus estudios de comercio, decidió irse a vivir a París para llevar una vida de poeta y escritor, y matricularse en la Sorbona. Allí decidió enfocar su carrera hacia el periodismo.

Al principio, ese era su objetivo. En 1958, fundó junto a Simone Chevallier, poeta y novelista, la revista literaria «La Voix des Poètes». En aquella época, Franz Weber recorrió el mundo como reportero para los principales semanarios alemanes y suizos.


En 1965, en una época en la que la noción de «protección del medio ambiente» todavía era una gran desconocida, Franz Weber lanzó su primera campaña ecologista y su acción tuvo un éxito rotundo. Logró desmantelar un enorme proyecto de urbanización en el hermoso paraje de Surlej, en Alta Engadina (Suiza) y alcanzó una mayor protección de este territorio. Años más tarde, en febrero de 1972, acudió en auxilio de los viñedos de Lavaux a las orillas del lago Lemán. En ese mismo año fundó la asociación «Sauver Lavaux» para concienciar a la sociedad suiza e internacional y lanzó una iniciativa popular que logró inscribir la protección de este paraje en la Constitución del cantón de Vaud.

En 1974, completamente desbordado por las solicitudes de ayuda, Franz Weber abandonó el periodismo «ordinario» para dedicarse en exclusiva a la protección de la flora y la fauna. Dejó París y se instaló en Montreux, donde se casó y formó una familia. En 1974 nació su hija, Vera.

En mayo de 1975, Franz Weber creó la Fundación Franz Weber (FFW), de la que hoy es Presidente de Honor. Desde los años setenta, Franz Weber y su fundación han llevado a cabo más de 100 campañas de protección de fauna y medio ambiente en Suiza y en todo el mundo.

 

«Nuestra obligación es dejarles algo a nuestros hijos y a nuestros jóvenes».

- Franz Weber

 

Galardones

1977      Premio al Valor, Annabelle

1978      Premio alemán a la protección de la naturaleza

1979      Medalla alemana a la protección de la naturaleza

1981      Premio europeo por la ordenación del territorio

1986      Medalla Hans Adalbert Schweigart

1997      Medalla de la «Anfictionía délfica» (cuyo nombre procede del consejo de los delegados de las ciudades griegas gobernantes)

2004      Condecoración del Santo Sava (la mayor condecoración que otorga la Iglesia Ortodoxa)

2007      Premio Tierwelt por su labor

2010      Franz Weber fue nombrado miembro honorífico de Pro Natura (Suiza)