diciembre 1984

Salvador del bosque aluvial del Danubio

En 1983 y 1984 Franz Weber luchó por salvar los bosques aluviales del Danubio en Hainburg, cerca de Viena. El gobierno austriaco quería destruirlos para construir una central hidráulica gigantesca. Franz Weber alerta a la opinión internacional. También Konrad Lorenz, zoóloga y especialista en comportamiento animal, lo apoya.

El 8 de diciembre de 1984, algunos días antes de la tala prevista, por iniciativa de Weber 12 mil personas se reúnen en Bröckelwiese, en el corazón de la selva aluvial para defender el territorio. Franz Weber pronuncia un discurso entusiasmado que motiva a los manifestantes a quedarse en el bosque durante toda la noche siguiente. La manifestación crece: estudiantes de diversas universidades y miles de austriacos y europeos de todos los niveles sociales se unen. Gracias a esta acción, el proyecto faraónico es abandonado. El bosque aluvial de Hainburg  se convirtió en el primer parque nacional austriaco.