El Problema

Paradójicamente, las más de cinco décadas de hostilidades entre el gobierno colombiano, las guerrillas y los carteles de droga, proporcionaron una cierta protección para los tesoros naturales del país. Como los guerrilleros solían esconderse en los bosques, selvas y montes, nadie se atrevía a talar los árboles o a destruir las riquezas naturales de un país mega biodiverso.

El acuerdo de paz que el presidente colombiano Juan Manuel Santos cerró en 2016 con la FARC, supone nuevas esperanzas para el país y constituye una tremenda oportunidad. Aunque también despierta la codicia por explotar los bosques, los altiplanos, zonas montañosas y marítimas, los páramos y las selvas amazónicas, que ahora gozan de mayores garantías de seguridad para las empresas explotadoras.

La amenaza de una expoliación despiadada se cierne sobre recursos que hasta el momento no se habían visto afectados por la tala de árboles, la minería, los pozos petrolíferos, el fracking, el mono cultivo agrario, y la inminente extensión de la frontera agrícola.

Nuestro Proyecto

Debemos actuar para garantizar la protección sostenible de los tesoros naturales únicos de Colombia, con casi 500 especies de mamíferos, 2.000 especies de pájaros y más de 30.000 especies vegetales. Queremos impedir que la paz entre las personas se convierta en una guerra en contra de la naturaleza.

Con este fin hemos creado una coalición con dos organizaciones colombianas, «Vivamos Humanos» y la fundación «Paz y Reconciliación». El objetivo de la plataforma es crear puestos de trabajo en el ámbito de la sostenibilidad ecológica y con ello ofrecer a los ex guerrilleros y veteranos desmovilizados, así como poblaciones afectadas por el conflicto, una nueva perspectiva ambiental y laboral.

Además organizamos conjuntamente con el ex presidente Ernesto Samper reuniones para sensibilizar a la opinión pública con jóvenes y representantes científicos y políticos, en el marco de eventos con el nombre de «Café, Paz y Medio Ambiente».

Del mismo modo, realizamos informes semestrales sobre el estado del medio ambiente en el marco del post conflicto, con 35 puntos de observación territorial en toda Colombia.

Nuestros objetivos

  • Conservar los tesoros naturales nacionales y regionales de Colombia.
  • Proteger la fauna colombiana de la expoliación y el comercio.
  • Integrar a los veteranos y a los ex guerrilleros desmovilizados, así como comunidades afectadas, con puestos de trabajo y emprendimientos sostenibles en el cambio de la ecológica y de la ciencia.
  • Promover la cultura de la paz.

Hechos y cifras

***

0 Especies de mamíferos
pueblan todos los hábitats de Colombia y necesitan nuestra protección
0 Especies de aves
viven en Colombia. no hay prácticamente ningún otro país que tenga una diversidad tan grande.
0 Especies de plantas
existen en los suelos colombianos. Un tesoro genético y médico de un valor incalculable.