El Problema

¡Los elefantes salvajes —sobre todo los de África— están en peligro! Según el Gran Censo de Elefantes de África, realizado en 2016, un tercio de los elefantes africanos han sido exterminados en un periodo de siete años. Los aspectos que suponen una amenaza más grave para su supervivencia son los siguientes:

La caza furtiva
Cada año se asesinan en África unos 30 000 elefantes para obtener su marfil. La caza furtiva ha alcanzado los mismos niveles que hace 40 años.

La pérdida de su hábitat
El ser humano sigue invadiendo sin reparos el entorno de la fauna salvaje sin crear refugios para ella.

El comercio de elefantes vivos (especialmente crías de elefante) para zoológicos y circos de todo el mundo
Desde 2012, más de 80 elefantes han sido capturados en el Hwange, el mayor parque nacional de Zimbabue, y vendidos por el Gobierno a zoológicos de todo el mundo, sobre todo a China. Por una parte, las condiciones de captura y transporte de los elefantes son crueles y, por otra, sus necesidades naturales no pueden verse satisfechas ni en los zoológicos ni en los circos.

Si no hacemos nada para ponerle freno a las amenazas que hacen peligrar la supervivencia de estos adorables gigantes, ¡los elefantes de África podrían extinguirse por completo en su hábitat salvaje en menos de diez años!

Nuestro Proyecto

Desde hace más de 40 años, la Fundación Franz Weber lucha para proteger a los elefantes, especialmente al elefante africano. La única manera de garantizar la supervivencia de estos magníficos paquidermos es con la prohibición total del comercio de marfil. Desde 1989, la FFW goza de la condición de observador en la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres). Además, el equipo de expertos de la FFW presta su apoyo a la Coalición del Elefante Africano (AEC, por sus siglas en inglés), la alianza de 30 países africanos cuyo objetivo es garantizar la existencia de una población de elefantes sana y viable, libre de las amenazas del comercio de marfil.

Además, la Fundación Franz Weber trabaja en un programa llamado EleWatch, cuyo objetivo es destacar el valor de los elefantes vivos por medio del turismo para, de este modo, animar a los Estados del área de distribución del elefante africano a optar por esa vía y no por la del comercio. Nuestro fin es demostrar que, al final, un elefante vivo vale mucho más que el rendimiento que se le saca con la venta —única— de su marfil.

La Fundación Franz Weber intenta concienciar a la opinión pública sobre el pésimo funcionamiento del comercio de elefantes vivos. La campaña apunta no solo a quienes capturan elefantes salvajes, sino también a los zoológicos y circos que los compran. Afortunadamente, en los últimos 30 años, la opinión pública ha evolucionado gracias a los descubrimientos científicos. Hoy en día, ya está generalizada la convicción de que los animales —y, en particular, los elefantes— son seres sensibles y que sufren con el cautiverio.

Con el proyecto ELE, la Fundación Franz Weber se compromete con total firmeza a reinsertar en el hábitat natural a los elefantes que actualmente están en cautividad en zoológicos o circos para ofrecerles, de una vez por todas, una vida con un poco de dignidad.

 

Nuestros proyectos de elefantes:

Nuestros objetivos

  • Prohibición mundial del comercio de marfil
  • Protección internacional e integral de todos los elefantes salvajes
  • Prohibición de la captura y el comercio de elefantes vivos
  • Prohibición de la presencia de animales salvajes en los circos

Noticias

Hechos y cifras

***

0 y 30 000 elefantes
son asesinados cada año en África
0 por ciento
de disminución de la población de los elefantes africanos entre 2007 y 2014
0 años
de compromiso de la FFW por la protección de los elefantes