El Problema

Se supone que las ventas de marfil antiguo, procedente del periodo de tiempo comprendido entre los años 1997 y 2008, debería ayudar a contener la caza furtiva y a proteger los elefantes. Sin embargo, está ocurriendo precisamente todo lo contrario: la demanda del nuevo marfil ha vuelto a crecer. Con ello se ha desencadenado una nueva epidemia de caza furtiva de elefantes que apunta a mantenerse en los próximos años.

Sólo en el periodo comprendido entre los años 2007 y 2014 se abatieron al menos 144.000 elefantes. Para los países africanos se trata de una tragedia ecológica sin precedentes, que sin duda también redunda en una crisis ideológica y, en parte, económica, ya que los elefantes son un imán para el turismo y un símbolo icónico, con su correspondiente valor, incluso visto desde un punto de vista meramente económico.

Nuestro Proyecto

La dramática situación de los elefantes africanos, expresada desde una visión financiera, consiste en que siempre se les mide por el valor de la venta del marfil, aunque en realidad ese es su valor en el mercado negro.

Por ello se debería, siempre contando desde una visión financiera, intentar hacer comprender a los países africanos, y especialmente a aquellos en los que viven elefantes salvajes, que un elefante se revaloriza con cada año de vida respecto a los ingresos procedentes de la venta del marfil de un elefante muerto, que por cierto irían a parar de todos modos a las manos de los cazadores furtivos, fuera del país.

Por ello, la Fundaciónn Franz Weber trabaja conjuntamente con otras instituciones en un programa de revalorización de elefantes vivos a través del turismo, «el EleWatch», como incentivo para los Estados africanos del rango de distribución de las poblaciones del elefante, realizando un estudio permanente sobre programas que detengan la caza furtiva en las zonas africanas protegidas, y que sirva para evaluar las medidas aplicadas e introducir mejoras.

Nuestros objetivos

  • Garantizar la amplia protección internacional de todos los elefantes que viven en libertad.
  • Evaluar los programas de detención de caza furtiva de elefantes en zonas africanas protegidas.
  • Mostrar que cada elefante vivo en África, vale más incluso desde una visión meramente financiera, que el marfil de un elefante muerto.

Hechos y cifras

* * *

0 Elefantes
solían vivir en África. Actualmente son menos de 350 000.
0 %
han disminuido las poblaciones de elefantes solo entre 2007 y 2014.
0 Elefantes
mató la caza furtiva en África entre 2007 y 2014.