20.07.2021
Fondation Franz Weber

El Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas vuelve a condenar la violencia contra los animales

El pasado 7 de junio, el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas emitió nuevas recomendaciones en las que se reconocía expresamente la importancia de mantener a los menores alejados de toda forma de violencia contra los animales. La Fundación Franz Weber, junto con otras organizaciones, ha motivado el informe que denuncia la violencia perpetrada por las autoridades tunecinas – frente a menores de edad – contra los perros y los gatos callejeros.

El Comité de los Derechos del Niño es el organismo que vela por el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño. Los países miembro de este tratado de las Naciones Unidas deben informar periódicamente sobre la aplicación de la Convención en su territorio. El Comité analiza dichos informes y emite recomendaciones (decisiones no vinculantes) a los Estados. Las últimas recomendaciones emitidas conciernen a Túnez: entre otros aspectos, se destaca la forma violenta en que las autoridades tunecinas erradican a los perros y a los gatos, a menudo delante de los niños, cosa que ha provocado malestar en el Comité de la ONU.

Así, en sus Observaciones finales, el Comité consideró que Túnez (al igual que otros países miembro de la Convención sobre los Derechos del Niño) debe eliminar imperativamente las prácticas contrarias al interés superior del niño, entre ellas, la violencia social contra los animales.

La Fundación Franz Weber (FFW) informa periódicamente al Comité de los Derechos del Niño sobre el impacto que tiene la violencia que se ejerce contra los animales, especialmente la tauromaquia, en el buen desarrollo de la infancia. También ha sido el motor del informe sobre la situación en Túnez, en colaboración con la coalición de organizaciones European Link.

Cuando se ejerce violencia contra los animales en presencia o con la participación de menores, no solo se perjudica el desarrollo moral de los niños, sino también de la sociedad en su conjunto, ya que se fomenta una educación general en valores de violencia. Luchar contra estos actos es luchar por un futuro más respetuoso y ético.

 

Nuestro proyecto: