24.07.2017
Vera Weber

¡Golpe de gracia para las corridas de toros en las Baleares!

Las sangrientas lidias de toro pertenecen a partir de ahora al pasado de las Islas Baleares. En una votación histórica, el Parlamento de las Islas Baleares ha aprobado una nueva ley de protección animal. Un engranaje decisivo para la puesta en marcha de la nueva ley ha sido la Fundación Franz Weber.

A las 15:00 horas del día de hoy los amantes de los animales se llenaron de ilusión. Con el 33:19 de los votos y dos abstenciones, el Parlamento Balear acaba de aprobar una nueva y extensa ley para proteger a los animales. La Fundación Franz Weber (FFW) fue decisiva para la redacción de la nueva legislación. Con la aceptación de esta nueva ley, las corridas de toros serán prohibidas de manera efectiva en las islas del Mar Mediterráneo, siendo la tercera provincia española en abolirlas.

Debido a la presión de los lobbies de las corridas de toros, el Tribunal Constitucional español, había decidido en octubre de 2016, que las provincias no podrían decidir sobre la prohibición de las corridas de toro, como lo ha hecho por ejemplo Cataluña. Como consecuencia de ello se redactó un proyecto similar en las Islas Baleares que fue revisado con la ayuda de la FFW.

Aunque la sentencia del Tribunal Constitucional español impide a las provincias y municipios autónomos aprobar prohibiciones taurinas, reconoce su poder para regular los eventos taurinos y emitir medidas de protección que afecten a los toros y al público. El gobierno provincial de Baleares acaba de aprobar la ley de adaptación, que es constitucional, pero sin embargo prohíbe las corridas de toros.

La abolición de facto de las corridas de toro fue posible gracias a un entramado de nuevas regulaciones y restricciones que las Islas Baleares están autorizadas a adoptar. La FFW y la Asociación Veterinaria AVATMA asesoraron en todo momento el desarrollo del nuevo proyecto de ley. El nuevo proyecto incluye, entre otras cosas, normas más estrictas de mantenimiento, edad y transporte de los animales. Con una duración máxima de media hora, solo se permite la salida de tres toros por espectáculo. Los objetos punzantes y otros instrumentos que podrían causar dolor a los toros quedan prohibidos en el ruedo.

La presidenta de la FFW, Vera Weber, se complace: «nunca más un “matador”, es decir, un “asesino”, llevará en las Islas Baleares a un toro al corredor de la muerte. ¡Dado que en realidad es la lidia la que hoy en día está en el corredor en las islas mediterráneas!» Leonardo Anselmi, director de la Fondation Franz Weber para Iberia y Latinoamérica afirma: «con ello hemos creado jurisprudencia. Otros municipios y provincias podrán acogerse a esta serie de medidas para poner fin de manera totalmente legal a las corridas de toros en sus tierras.»