07.07.2022
Fondation Franz Weber

137 ONGs, una demanda: prohibir la caza de trofeos

Con una coalición de 137 organizaciones no gubernamentales, la FFW pide que se prohíba la cruel práctica de la caza de trofeos.

Ante la crisis de biodiversidad mundial sin precedentes provocada por el hombre, en la que la supervivencia de las especies se ve amenazada por múltiples factores, como la pérdida y degradación del hábitat, la sobreexplotación, el cambio climático y la contaminación, la caza de trofeos ejerce una presión adicional sobre las especies ya amenazadas. Aunque las soluciones a la mayoría de las amenazas son complejas, en el caso de la caza de trofeos, la prohibición de las importaciones puede ser un mecanismo sencillo para ayudar a reducir los riesgos de una sobreexplotación innecesaria. Esto puede tener consecuencias perjudiciales para la integridad genética y la supervivencia de las especies y los ecosistemas de los que forman parte, sin aportar beneficios económicos significativos a las comunidades locales. La industria de la caza de trofeos afianza estructuras sociales injustas y está plagada de una gobernanza débil, corrupción, falta de transparencia, cuotas excesivas, caza ilegal, mala supervisión y otros problemas. Además, las prácticas de caza de trofeos suelen estar mal reguladas, son inhumanas y no tienen en cuenta el bienestar de los animales. Matar animales por diversión no es éticamente justificable ni tolerable en la sociedad moderna, y esto se refleja en la amplia oposición pública a la caza de trofeos. Las formas alternativas de generar ingresos a partir de la vida silvestre, como el ecoturismo y otras formas de uso no consuntivo, han demostrado ser exitosas para beneficiar económicamente a las comunidades locales y aumentar su aprecio por la biodiversidad y la vida silvestre, al tiempo que contribuyen a la protección a largo plazo de las poblaciones y las especies. Estas alternativas se ven amenazadas por la industria de la caza de trofeos, cuando deberían ser prioritarias mediante un mayor desarrollo y financiación.

Es hora de que los gobiernos estén a la altura de su responsabilidad y tomen todas las medidas posibles para evitar que la crisis de la biodiversidad mundial provocada por el hombre, ocasione una mayor pérdida de vida silvestre. Prohibir las importaciones de trofeos de caza es un paso que debería haberse dado para dar un futuro a la fauna salvaje en peligro de extinción.

Haga clic aquí para ver la declaración conjunta completa (inglés)