20.01.2020
Leonardo Anselmi

Portugal: próximamente, los menores ya no podrán ir a las corridas de toros

«Infancia sin violencia»: desde 2012, la Fundación Franz Weber (FFW) ha abanderado esta campaña para proteger a la infancia de la violencia. El llamamiento de la FFW ha calado en el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. Los resultados empiezan a ser tangibles: uno de los ejemplos más recientes es el de Portugal.

Por increíble que parezca, hoy en día aún es una triste realidad: las corridas de toros siguen permitidas en ocho países. La Fundación Franz Weber (FFW) quiere abolir de una vez por todas esta terrible práctica en todo el mundo.

Se sigue torturando a los toros y la infancia sufre
En el marco de su campaña «Infancia sin violencia», la FFW mantiene contacto de manera regular con el Comité de los Derechos del Niño de la ONU, el organismo responsable de la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas relativa a los derechos de la infancia. En 2018, la FFW le entregó al Comité documentación exhaustiva sobre el efecto nocivo de las corridas de toros en los menores de Portugal. En este informe se denunciaban graves accidentes —con menores implicados—, a la vez que se describía la situación que impera en las escuelas de toreo, ajenas a toda regulación y control, y presentaba casos de niños que han sufrido accidentes en eventos taurinos en el país luso con graves consecuencias, incluso mortales en algunas ocasiones.

El Comité de los Derechos del Niño acaba de presentar su último informe sobre la puesta en marcha de la Convención relativa a los derechos de la infancia. Según este documento, someter a los niños y a las niñas a la violencia de las corridas de toros supone una violación de la Convención de 1989. Por ende, el Comité pasa a considerar la tauromaquia una «forma de violencia contra la infancia».

Los efectos tangibles de los informes de la FFW
A tenor de estos datos, el informe del Comité establece que la edad mínima para poder asistir a las corridas de toros (o participar en ellas) se debería fijar en 18 años «sin excepciones». De este modo, se anima también a Portugal a adoptar medidas para sensibilizar a las autoridades, a los medios de comunicación y a la población acerca de los efectos negativos de la corridas de toros sobre la infancia. Estas nefastas consecuencias también se producen con la mera asistencia de los menores a estas macabras «fiestas». Muchas personas prácticamente desconocían estos datos.

Portugal anuncia medidas
El informe de la ONU no deja lugar a titubeos: el Estado portugués debe posicionarse con claridad y adaptar su legislación a las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño. El partido que gobierna actualmente en el país luso ha anunciado que pondrá en marcha medidas para materializar estas recomendaciones y tener en cuenta el postulado fundamental de la campaña de FFW «Infancia sin violencia». ¡Es una gran victoria para nosotros y una demostración del éxito de años y años de trabajo!

 

El informe del Comité de los Derechos del Niño (2019): https://tbinternet.ohchr.org/Treaties/CRC/Shared%20Documents/PRT/CRC_C_PRT_CO_5-6_37295_E.pdf