06.04.2020
Fondation Franz Weber

#PorComerAnimales: Virus de NIPAH (NiV)

¿Qué es NIPAH? Poco conocido en Europa, el virus, que puede causar encefalitis, se ha propagado varias veces en Asia desde 1998. La cría intensiva de ganado porcino en particular ha demostrado ser un factor crítico en la infección humana. Con el fin de frenar la mayor propagación del virus, medio millón de cerdos fueron posteriormente sacrificados en Malasia como medida de precaución.

Origen: la Nipah es una enfermedad zoonótica, es decir, que se transmite de animales a humanos. Se sabe que el huésped natural del virus es el murciélago de la fruta del género Pteropus. Se han encontrado tres vías de transmisión:

País: Malasia, Bangladesh y la India (OMS).

Año/ primeros casos: El primer brote conocido ocurrió en Malasia y tuvo lugar entre 1998 y 1999 (y desde aquel caso no se han reportado allí nuevos brotes). En 2001, se identificó uno nuevo en Bangladesh y, desde entonces, se han producido brotes casi anuales en ese país. La enfermedad también se ha identificado periódicamente en el este de la India (OMS).

Letalidad: brote Malasia 1998/1999: 105 personas (Looi y Chua, 2007). Brotes Bangladesh 2001/2018: 198 personas (OMS). Brotes India 2001/2018: 62 personas (OMS).

Síntomas: Las personas infectadas inicialmente desarrollan síntomas que incluyen fiebre, dolor de cabeza, mialgia, vómitos y dolor de garganta. Esto puede ser seguido por mareos, somnolencia, alteración de la conciencia y signos neurológicos que indican encefalitis aguda. Algunas personas también pueden experimentar neumonía atípica y problemas respiratorios severos, incluyendo dificultad respiratoria aguda. La encefalitis y las convulsiones ocurren en casos severos, que progresan al coma en 24 a 48 horas (OMS).

 

ALGUNAS IMPLICACIONES SOCIALES Y ECONÓMICAS

Según Singh et al. (2019), la cría de animales como fuente adicional de ingresos en muchos países asiáticos representa un factor de predisposición para la emergencia de nuevas zoonosis como el Nipah (Bhatia and Narain 2010). Además, algunos estudios han indicado que la emergencia del Nipah se dio por la interacción entre animales salvajes (murciélagos) con animales domesticados criados en condiciones intensivas (Daszak et al. 2013).

El brote se extendió a Singapur pero fue rápidamente contenido con la prohibición total de importación de carne porcina proveniente de Malasia. A la par, en Malasia el virus desencadenó el sacrificio de más de un millón de cerdos y la destrucción de al menos la mitad de criaderos en la zona insular del país (Steele, P, G. et al. 2006). La localización socioeconómica y geográfica de la letalidad del virus hizo que los esfuerzos por desarrollar una vacuna no fueran los mismos que en otras ocasiones. Esta infección golpeó exclusivamente a un grupo determinado de comunidades pobres y en una suerte de confinamiento rural, complicando la prueba de una potencial vacuna y reduciendo los incentivos económicos para la investigación (Román, 2018).

La cría de cerdos en granjas, principalmente en Bikut Pelanduk, no requería de trabajadores con un alto nivel educativo, lo que impidió que una vez cerradas las granjas, estos trabajadores y familias cuyo sustento había sido la cría de cerdos por varias generaciones se encontraran ante una “inutilidad” de su conocimiento y el agravamiento de su situación económica en muy poco tiempo (Chi Wan, NG. et al., 2009).

El impacto económico más amplio del brote de Nipah en Malasia en 1998 se estimó en US $ 582 millones. Las pérdidas afectaron a los sectores indirectamente relacionados con la industria porcina (por ejemplo suministro de piensos) y se estima que 36,000 personas perdieron sus empleos en otros sectores de diversa naturaleza De Smith et al (2019).